parallax background

Día 1* Despertar

Recordar y soñar
January 6, 2021
Día 2* Disfruta tu ayuno
January 6, 2021

¿Qué tan cerca te sientes de Dios? La mayoría de nosotros sentimos que hay más en una relación con Dios de lo que estamos experimentando actualmente. He observado que, si bien la gran mayoría de los creyentes comienzan con mucha pasión y celo en su relación con Dios, con el tiempo ese entusiasmo disminuye. En el día a día, su relación con Dios finalmente se vuelve pasiva. Hay explosiones ocasionales de emoción, pero incluso esa emoción es de corta duración. Tu caminar con Dios parece tener algunos altibajos…y muchos intermedios mundanos.

¿Te sorprende, como a mí, que hay algo terriblemente mal en una relación sin pasión, pasiva, mundana y monótona con Dios? ¿No nos preocupamos con la idea de que de alguna manera una relación diaria con Dios, el Dios del universo, puede terminar con sabor a pan viejo? La Biblia es clara en que nuestra pasión y fervor espirituales deben ser constantes. (Romanos 12:11). Entonces, ¿Por qué tantos cristianos han aceptado una experiencia de fe que está tan por debajo de lo que Dios quiere?

Una relación apasionada y próspera con Dios debería ser la regla y no la excepción para los seguidores de Cristo. Durante los próximos 21 días, tu relación con Dios puede despertarse. Mantener una relación fresca, emocionante y apasionada con Dios es algo por lo que literalmente debemos luchar por proteger. No te equivoques al respecto: tenemos un enemigo muy real que solo quiere que nuestras almas se adormezcan mientras pensamos que todo está bien.

Durante los próximos 21 días, únete a nosotros en la experiencia del ayuno, la oración y escuchar la voz de Dios a través de Su Palabra. Tal vez en algún momento estuviste entusiasmado con Dios y estabas lleno de Su vida. Pero ahora, si eres honesto, tu sabes que otras cosas han llamado tu atención y tu corazón se ha endurecido ante la alegría y la frescura que alguna vez sentiste. O tal vez, estás lejos de Dios y estás luchando contra comportamientos adictivos y otros problemas. (Y, por cierto, ¿hay alguien que no tenga problemas?). La buena noticia es que el potencial para una relación duradera y próspera con Dios realmente está ahí. ¡Solamente hay que despertarlo!

Toma un momento para reflexionar y escribir un diario: ¿Cuál es tu mayor obstáculo para experimentar el celo y la pasión descritos en Romanos 12:11-12? Pídele a Dios que encienda o reavive la pasión en tu relación con Jesús.

Romanos 12:11-12 (NTV)

No sean nunca perezosos, más bien trabajen con esmero y sirvan al Señor con entusiasmo. Alégrense por la esperanza segura que tenemos. Tengan paciencia en las dificultades y sigan orando.

Puedes leer el capítulo completo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.