parallax background

Día 21* Llegamos a la meta y continuamos

Día 20* Dios responde tu oración
January 30, 2021
Avistamiento de aves
February 10, 2021

Estamos al final de este devocional “Despertar”, 21 días de oración y ayuno. ¿Cómo te sientes? ¿Te sientes más cerca y más conectado con Dios? ¿Ha habido un despertar en tu vida espiritual?

¿Tienes ganas de obedecer a Dios? Permíteme explicártelo de esta manera: Si no tienes ganas de obedecer a Dios, entonces algo anda mal con tus sentimientos. Gran parte de la enseñanza cristiana se enfoca en obedecer a Dios, sin importar cómo te sientas. La Biblia es clara en que siempre debemos obedecer a Dios. Aquí es donde el ayuno y la oración nos llevan a despertar para obedecer a Dios, andando por el camino de la justicia.

Estamos de vuelta al lugar donde comenzamos el primer día con Romanos 12:11. Espero que como resultado de los últimos 21 días, estés animado y tu corazón esté en llamas. Es muy importante que tu obediencia fluya al “querer hacerlo”y no al “tener que hacerlo”. Aunque no nos dejamos guiar por nuestros sentimientos, estos son importantes. Fuimos creados a imagen de Dios, y Dios nos creó con emociones y sentimientos. Dios quiere que tu corazón, tu pasión y tu amor aumenten y se desborden en obediencia. Recuerda que el cristianismo apasionado debe ser la regla y no la excepción.

Los principios que has practicado en estos veintiún días, son muy fáciles de mantener a largo plazo. La oración, el ayuno y la devoción personal son muy sencillos de incorporar a tu vida diaria. Durante estos últimos veintiún días, has creado un espacio para que Dios lo llene. La mejor forma de continuar en estas mismas prácticas es mantener ese espacio abierto indefinidamente. ¡No permitas que se llene con otras cosas! Protege ese tiempo y espacio con Dios y conviértelo en tu prioridad cada día. ¡Puedes vivir tu mejor vida ahora, si estás viviendo tu mejor vida espiritualmente!

Romanos 12:11 (NTV)

No sean nunca perezosos, más bien trabajen con esmero y sirvan al Señor con entusiasmo.

Puedes leer el capítulo completo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *