parallax background

Recordar y soñar

Seamos UNO
December 16, 2020
Día 1* Despertar
January 6, 2021

Por Catalina Delgado

Me cuesta un poco sentarme a escribir, no sé si es porque implica detenerme, pararlo todo, organizar mis ideas y arrancar. Pero apenas lo hago, es como si algo se activara dentro de mí y puedo quedarme ahí por mucho tiempo.

Llevo días pensando en cuál sería el mejor mensaje para compartir y luego de varias opciones creo que esta es una temporada para recordar y soñar; recordar este increíble viaje que emprendimos en 2016 como Ekklesia Bogotá, y soñar con todo lo que traerá el 2021 para cada uno de nosotros.

Estoy totalmente segura de que nuestra comunidad nació en el corazón del Padre y fue Él quien nos llevó, sin darnos cuenta, a caminar lentamente hacia nuestro propósito; sí, así es Él, nos lleva de su mano, como si fuéramos niños, a lugares desconocidos; a enfrentar nuestros propios temores y superar obstáculos inmensos. Sabemos que, tomados de Su mano, a pesar de que resbalemos, caigamos, nos equivoquemos o fallemos, Él siempre nos ayudará a levantarnos de nuevo, secará nuestras lágrimas, sanará nuestras heridas y nos volverá al camino indicado. ¿Por qué? Porque su amor por nosotros es más grande que cualquier error que podamos cometer. Su amor cubre multitud de pecados, 1 Pedro 4:8b

Cada uno tiene sus propios temores y sus propias luchas; en mi caso, me cuesta emprender y normalmente siento que me hace falta algo, que no estoy lista para la tarea y que no estoy lo suficientemente preparada para la misión, así sea muy sencilla. A pesar de eso, decidí decir, “¡Sí, acepto el reto, me le mido!” y de solo pensarlo, me da como risa nerviosa y digo, “¿en qué me metí?” Pero aun así, con todas mis limitaciones, he visto abrirse el mar ante mis ojos para cruzar. Cada vez que digo Sí, Dios hace algo sobrenatural en mí y logro cumplir con mi asignación; pero además, crezco por medio de cada decisión, crezco en mi relación con mi Padre y crece mi confianza en Él. Dios es increíble y no te hará enfrentar a ningún gigante que no estés en capacidad de vencer.

No sé en qué momento del viaje te sumaste a Ekklesia; si conociste alguno de nuestros dos auditorios, si nos hemos visto en persona o no, pero estoy segura de que estaremos de acuerdo en esto: al llegar encontraste personas maravillosas, con un corazón increíble y con diferentes historias de vida. Nuestro Dios nos unió para que camináramos juntos, bien fuera en un eGroup o en alguno de nuestros procesos como Corazón Saludable. ¡Y cómo los extraño! porque al escribir esto, recuerdo sus caritas y algunos de sus nombres (soy muy mala en eso de los nombres), familias enteras que han estado con nosotros, con las que hemos crecido y caminado hacia el propósito de Dios.

Al mirar hacia atrás, puedo recordar momentos maravillosos, aprendizajes, desafíos y dificultades que han moldeado lo que somos como comunidad; somos una familia y todos sus miembros somos imperfectos; y así somos amados y aceptados. Me encantaría escuchar también lo que tú recuerdas, bueno y malo, porque sé que así como yo, eres parte de esta historia y de la construcción de todo lo que viene.

Sí, todo lo que viene, que es bueno, asombroso, extraordinario, fantástico; no sé qué más calificativos puedo usar para expresar lo que siento que este 2021 será. ¿Por qué? Porque estoy segura de que nuestro Padre ha planeado miles de bendiciones para nosotros; sueño, sueño con reunirnos en nuestro nuevo lugar, donde volvamos a abrazarnos y  a compartir sintiéndonos seguros; sueño con las caritas sonrientes de los niños llegando el domingo a eKids, sueño con verlos a todos y que no nos falte nadie, sueño con salir a las calles y llevar nuestra esencia a toda nuestra ciudad, sueño con ayudar a más personas a conocer a Dios, y a crecer en todas las áreas de sus vidas, para alcanzar su propósito y transformar nuestra comunidad. 

Y no solo sueño; también camino de Su mano hacia el cumplimiento de cada una de Sus promesas, de Sus planes y propósitos que son muchísimo más grandes de lo que puedo soñar o imaginar. Así que te invito a que sigamos soñando y construyendo juntos sin importar las dificultades, las incertidumbres y los gigantes que tengamos que vencer.   

¡Bienvenido el 2021 con cada reto y cada oportunidad!

Y ahora, que toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros. Efesios 3:20

Leave a Reply

Your email address will not be published.